viernes, 17 de mayo de 2013

Pizarras digitales

Asistimos a la Jornada dedicada a usos didácticos de la pizarra digital.
En dicha Jornada se ha presentado una variedad significativa de valoraciones sobre el uso de la pizarra digital.

Cuando uno se pasea por algunos centros públicos y privados y observa el uso de las pizarras digitales puede tener la impresión que simplemente se ha realizado una sustitución del gasto en tiza y borradores, por un gasto en ordenadores y sistemas lectores digitales tamaño pizarra.

Es posible que muchos alumnos se hayan sentido sorprendidos por el uso de dichas pizarras pero, como todo lo que se usa rutinariamente, termina por ser tan aburrido como lo era la pizarra tradicional.

Es de destacar, en dicha Jornada, que la pizarra digital forma parte de un conjunto de cambios que, de no llevarse a cabo, condenarán esta tecnología al desván de los trastos.

Los cambios metodológicos tienen un fundamento y dicho fundamento fue expuesto magnificamente por una de las exposiciones en dicha Jornada.
La etapa de aprendizaje escolar, la educación, en definitiva es, sobre todo, UNA EXPERIENCIA.

Me impactó esta puntualización, porque creo que las nuevas tecnologias aplicadas a la educación sirven para implementar la experiencia de aprender, de inquietar el espíritu, de dar opciones a la participación y a la implicación en el proceso del aprendizaje.

En definitiva, podemos hacer del aprendizaje una experiencia dinámica o pagar caro  el ir de "modernos".
¿Alguien adivina quien pagará los costes de este dilema?
¿Sabe alguien para qué sirve la tecnología si sólo sirve a una élite?
¿Alguien ha pensado en la necesidad de hacer de las viejas metodologías un paquete, encerrarlo en una caja de cartón y guardarlas en el desván?
O "¿es que vamos a seguir usando el ordenador como una máquina de escribir?"



DSC_1842

No hay comentarios: